Historia: Archivo

ARCHIVOS DE MÚSICA

La Catedral de Pamplona guarda el Archivo histórico de Música más importante de Navarra, cuyos fondos contienen obras desde el s. XIII hasta nuestros días.

En realidad al archivo consta de tres fondos y tres ubicaciones.

Archivo I o histórico propiamente dicho. Fondo II o del s. XX (donaciones de varios maestros y organistas del s. XX: Bonifacio y Pío Iraizoz, Domingo Galarregi, Javier Redín, José Mª Herrero y Justo Sevillano). Fondo III en uso, el creado por la actual Capilla de Música.

Ubicación.- El Archivo Histórico (E-PAMc I) está situado en la nueva sede de la Capilla de Música ("Casita" o primera planta del nº 1 de c/Dormitalería), y su custodia está encomendada al maestro de capilla. El Fondo II del s. XX (E-PAMc II) está recogido en el Archivo General de la Catedral (planta baja de la “Casita”), y el Fondo III de la actual Capilla de Música E-PAMc III está situado en la primera planta de la misma.

En la signatura de cada título/entrada del Archivo Histórico o I se señala siempre la actual signatura y entre paréntesis la anterior (olim) o anteriores (legajo). Por ejemplo: E-PAMc I, 163/1 (olim 279/1, legajo A-I): DURON, Sebastián "Missa a 8 sobre el Ave maris stella".

Financiación.- El Archivo Histórico I es privado y fué creado y sostenido a lo largo de los siglos por el Cabildo Catedral. El Fondo III ha sido creado exclusivamente por la actual Capilla de Música. Mientras que el archivo I y el fondo II están “cerrados” o no admiten ampliación, el III está en continua evolución, habiendo aumentado mucho desde 1996, en su día pasará a ser también “archivo histórico” y será el exponente de la actividad musical de una època.

Archivo I o Histórico


Los trabajos de inventariado y catalogación se han realizado en diversas fases y por distintos equipos de musicólogos. Se citan los principales. Tras un primer fichero-inventario realizado por Juan Cruz Labeaga y el maestro de capilla (1985), con la inclusión del “incipit” musical de cada obra, en 1999 un equipo de tres titulados en Musicología (Maite Larrea y Clara Biurrun y Miguel Ganuza, bajo la dirección del maestro de capilla, pasaron todo el Archivo I a carpetas nuevas y se dotó a cada partitura o particella de su correspondiente camisa. También se procedió al desdoblamiento de las particellas, principalmente del s. XVIII, que se hallaban amontonadas y dobladas, con peligro de partirse por la mitad a causa de los años y peso.

Asimismo, se cambió la signatura del antiguo fichero de acuerdo con la nueva ordenación y numeración (por el "incipit" del texto, no por el título "diplomático").

En 2013 se procedió a la digitalización de todo el archivo, lo que arrojó la cifra de 75.000 páginas de música, la mayor parte inéditas y exclusivas de la Seo.

Una vez sentada esta base, en 2015 el maestro de capilla publicó el “Catálogo del Archivo de Música de la Catedral, Catedral de Pamplona, vol. I (fondos históricos “desde los origenes hasta 1962”). Consta de 5 secciones: 7 libros de Polifonía, 65 de Canto Llano, Música en “papeles”, 56 Libros-partituras y 22 de Varia. La parte más importante del Archivo es la sección de “Papeles” que contiene 2.046 entradas. Existe toda una sección un tanto desproporcionada (casi la 5ª parte del fondo) de "Anónimos", que requiere un largo estudio previo de búsqueda de autores. Posiblemente, la mayor parte de estos son maestros locales.

Fondo II (legado de maestros y organistas del s. XX)


Este Fondo, que no es objeto del Catálogo publicado, abarca los Legados de: Bonifacio y Pío Iraizoz, padre e hijo (1.900 entradas), Domingo Galarregui (950), Javier Redín (570), José Mª Herrero (540) y Justo Sevillano (70). Exceptuado Bonifacio Iraizoz, con 150 obras originales, en general este legado contiene obras no personales, sino títulos recogidos en su biblioteca particular, por lo que el fondo tiene un interés relativo.

Un equipo de tres titulados y componentes de la Capilla de Música procedieron en 1995 al inventariado del fondo: Javier Legasa (como responsable), Inés Irurita y Elena Zoco.

Fondo III (creación y uso por la actual Capilla de Música, 1962-actualidad)


Es lógico que con los actuales medios (internet, copia de música en ordenador etc.) la histórica Capilla de Música se haya extendido a otros autores extracatedralicios: Bach, Haendel, Mendelssohn, Fauré, Berlioz o compositores actuales (Z. Preisner, John Rutter, D. Bartolucci...), y que su Archivo abarque, además de la producción musical del actual maestro de capilla, como ha sucedido en todos los siglos, partituras que nunca antes habían entrado en la Seo iruñense. Esto y la ampliación de la plantilla coral habitual anterior de 15 a 40 personas (desde el último tercio del s. XX) explica que el periodo de 1962-2016 haya generado un fondo musical que, medido en metros lineales, supere el volumen del Archivo Histórico, aun siendo producto de varios siglos. Hablamos de “metros”, no de número de partituras ni de su interés musicológico.

Un día también este fondo pasará a ser “histórico” y reflejará la música que se hacía en un determinado periodo de tiempo. Contiene unas 1.000 entradas.